ALABANZA A LA DISCIPLINA RICHARD FOSTER PDF

Kazitaxe Jorge Medina 1 G. Sampey 1 Jack B. David Harley 1 C. Dwight Pentecost 1 J. Fred Dickason 1 C. Kedrovsky 6 Gregory J.

Author:Dukus Vujas
Country:France
Language:English (Spanish)
Genre:Finance
Published (Last):18 June 2010
Pages:259
PDF File Size:6.74 Mb
ePub File Size:15.73 Mb
ISBN:828-2-29918-271-5
Downloads:6396
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Zolorr



F0STER labatwP yisaplma Uno de los pinculos en la vida cristiana es el momento en el cual Cristo nos lleva a conocerle a l en una manera profunda y radicalmente renovadora.

Pero qu es lo que viene despus? Cmo puede un cristiano desarrollar esta experiencia incomparable en un estilo de vida que d abundante fruto espiritual? El autor nos gua hacia una senda slida y provechosa que nos conducir a una vida ntima ms profunda y llena de un gozo arrollador. Nos llevarn a una vida de libertad y reposo, con gozo y cntico; a la vez que nos convertimos en el pueblo que queremos ser el pueblo que Dios quiso que furamos.

En un tiempo de indisciplina, y ante los fundamentos corruptos de la sociedad; he aqu un libro con esperanza para todos los que estn dispuestos a aceptar el reto y la responsabilidad en sus vidas y acciones.

Francisco Livano R. Copyright por la Editorial Betania Calle 13 S. Miami, FL Todos los derechos reservados Prohibida la reproduccin total o parcial, ya sea mimeografiado o por otros medios, sin la previa autorizacin escrita de la Editorial Betania. A Carolynn, mi esposa, quien me aconseja, me acompaa y me anima. Tengo una profunda deuda con aquellos cuyas vidas rodearon Ja ma y dieron sustancia a las ideas de este libro.

A travs de la amistad y la enseanza de Dallas Willard comprend por primera vez el significado y la necesidad de las disciplinas espirituales. Durante ms de cuatro aos, l fue mi mentor en estas disciplinas. Su vida es la encarnacin de los principios que aparecen en este libro. Debo mucho a Bess Bulgin, quien detenidamente y con oracin ley cada lnea de este libro muchas veces.

El concepto que ella tiene del ritmo ha incrementado la facilidad para leerlo. Ken Boyce y su esposa Doris me ayudaron ms de lo que ellos jams comprendern por medio de su constante nimo y entusiasmo. Connie Varee es la secretaria administrativa ms excelente de cualquier parte. La ayuda de ella en la copia meca-nogrfica, en lo que se refiere a la Gramtica y al optimismo, agreg mucho a esta obra. Mary Myton trabaj interminablemente tanto en el borrador como en el manuscrito final. Stan Thornburg, con sus palabras y con su vida, me ense la disciplina del servicio.

Rachel Hinshaw me ofreci bondadosamente sus capacidades como correctora de galeradas profesional. Quiero expresar mi gratitud especialmente a la Iglesia de los Amigos de Newberg por concederme el tiempo para escribir los captulos finales de este libro, y destacar particularmente la colaboracin de Ron Woodward, cuya carga pastoral aument Alabanza a la disciplina por necesidad, mientras la ma decreci.

Mis hijos, Joel y Nathan, fueron increblemente pacientes. Me permitieron el ausentarme de los juegos y no narrarles las historias en ms de una ocasin. Al terminar este libro, vuelvo a tener el gozo de asistir a los juegos y narrarles las historias.

Esa es precisamente la combinacin que ha podido producir el doctor Richard Foster. Como el autor est versado en los clsicos de la vida devota, nos ha entregado un estudio consciente que, por s solo, pudiera tener valor para un largo tiempo. Aunque este volumen expresa que el autor est en deuda con los clsicos en devociones, no se refiere a ellos; es, ms bien, una obra genuinamente original. Lo que de una vez nos sorprende es el carcter amplio de esta empresa.

Muchos libros contemporneos se refieren a aspectos particulares de la vida espiritual, pero ste es diferente por cuanto se refiere a una asombrosa variedad de temas importantes. Y gran parte de la frescura en el tratamiento de estos temas surge de la osada. El autor se ha empeado en examinar los ms amplios aspectos de la experiencia, desde la confesin hasta la sencillez y el gozo.

Puesto que el producto terminado es el resultado de amplias lecturas y de detenida meditacin, este libro no es de aquella clase que se puede leer rpidamente y sin prestarle inters. Las fuentes de discernimiento son variadas.

Las principales son las Sagradas Escrituras y Alabanza a la disciplina los clsicos reconocidos de la vida devota; pero stas no son las nicas fuentes de las cuales se nutre el autor. El lector cuidadoso reconoce pronto que el autor ha tenido tambin en cuenta a los pensadores seglares. En vista de que el autor es "cuquero" miembro de una denominacin religiosa esparcida principalmente en Inglaterra y los Estados Unidos , no debe sorprendernos el hecho de que sean prominentes las contribuciones de los escritores cuqueros clsicos.

El propsito de este enfoque no es sectario sino genuinamente ecumnico, ya que los discernimientos importantes nunca deben limitarse al grupo del cual surgen. En consecuencia, lo que se nos da es un ejemplo de la participacin. El tratamiento que se da a la disciplina de la sencillez es especialmente valioso, en parte, por cuanto no es sencillo.

En realidad, los diez "principios controladores" relacionados con la sencillez, y que se explican en el captulo 6 de este libro, son en s mismos suficientes para elaborar otro libro sobre la vida espiritual. Aunque los diez principios que all se enuncian estn arraigados en la sabidura antigua, se expresan en forma sorprendentemente contempornea.

El autor entiende muy bien que el hincapi en la sencillez puede convertirse en una trampa. Este es el motivo por el cual l no se conforma con nada tan obvio como la adopcin de una ropa sencilla, aunque puede decir claramente: "Suspende las modas. Compra slo lo que necesitas". Esta es una proposicin radical que, si se adoptara ampliamente, traera gran libertad a las personas que son vctimas de los promotores, comerciales especialmente los de la televisin.

Si un considerable nmero de personas obedecieran el tajante mandamiento: "Deje de acumular riquezas", se producira una genuina revolucin cultural. Los mayores problemas de nuestro tiempo no son los tecnolgicos. Estos los podemos manejar bastante bien. Tampoco son los Alabanza a la disciplina polticos o los econmicos, pues las dificultades que se producen en estos campos, aunque sean intensas, en gran parte son derivadas.

Los mayores problemas son morales y espirituales y, a menos que podamos progresar algo en estos aspectos, tal vez ni siquiera podamos sobrevivir. As fue como declinaron las culturas avanzadas del tiempo antiguo. Por este motivo, recibo con mucho gusto una obra realmente madura que se refiere al cultivo de la vida del espritu. Las disciplinas espirituales: Puerta a la liberacin La meditacin 27 3.

La oracin 46 4. El ayuno 59 5. El estudio 74 Segunda parte: Las disciplinas externas 6. La sencillez 91 7. El retiro 8. La sumisin 9. El servicio 26 90 Tercera parte: Las disciplinas colectivas La confesin La adoracin La bsqueda de asesoramiento Del gozo : Referencias bibliogrficas Donald Coggan, Arzobispo de Canterbury La superficialidad es la maldicin de nuestra era.

La doctrina de la satisfaccin inmediata es el principal problema espiritual. Lo que hoy se necesita desesperadamente no es un nmero mayor de personas inteligentes, ni de personas de talento, sino de personas de vida espiritual profunda. Las disciplinas clsicas de la vida espiritual nos llaman a movernos ms all de la vida superficial hacia las profundidades. Nos invitan a explorar las profundas cavernas del reino espiritual.

Nos instan a que seamos la respuesta para un mundo vano. John Woolman aconsej: "Es bueno que vivas profundamente, que puedas sentir y entender el espritu de las personas". Todo lo contrario. Dios tiene el propsito de que las disciplinas de la vida espiritual sean para los seres humanos ordinarios: para los que trabajan, los que cuidan nios, los que tienen que lavar platos y podar el csped.

De hecho, las disciplinas se ejercitan de la mejor manera en medio de nuestras actividades normales diarias. Si han de producir algn efecto transformador, ste debe hallarse en las conyunturas ordinarias de la vida humana: en nuestras relaciones con el Alabanza a la disciplina cnyuge, con nuestros hermanos, con nuestros amigos y vecinos.

Tampoco debiramos pensar que las disciplinas espirituales son una inspida prctica montona que tiene el propsito de exterminar la risa de sobre la faz de la tierra. El gozo es la nota clave de todas las disciplinas. El propsito de las disciplinas es liberar al hombre de la sofocante esclavitud a que est sometido: la esclavitud del egosmo y del temor. Difcilmente pudiera decirse que aquello que libera al hombre interior de todo lo que lo ata es una inspida prctica montona.

El canto, la danza y hasta el grito son acciones que caracterizan las disciplinas de la vida espiritual. En un sentido importante, las disciplinas espirituales no son difciles. No necesitamos estar bien avanzados en teologa para practicar estas disciplinas. Los recin convertidos y aun las personas que no han entregado su vida a Cristo debieran practicarlas. El requisito principal es tener anhelo de Dios.

El salmista escribi: "Como el ciervo brama por las corrientes de las aguas, as clama por ti, oh Dios, el alma ma. Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo" Salmos , 2a. A los principiantes se les da la bienvenida. Yo tambin soy un principiante, especialmente luego de unos cuantos aos de estar practicando todas las disciplinas que se explican en este libro.

Estoy de acuerdo con Thomas Merton, quien dijo: "No queremos ser principiantes. Pero convenzmonos de que nunca seremos ninguna otra cosa, sino principiantes, toda nuestra vida! Tal vez en alguna parte recndita de tu vida, hayas odo el llamado a una vida ms profunda, ms plena. Tal vez te hayas cansado de las experiencias frivolas y de las enseanzas superficiales. De vez en cuando has captado vislumbres, indicios de que hay algo ms profundo que lo que conoces.

Internamente, has anhelado lanzarte hacia la profundidad. Los que han odo el distante llamado de las Alabanza a la disciplina profundidades internas y desean explorar el mundo de las diferentes reas de disciplinas espirituales, inmediatamente se enfrentan a dos dificultades.

La primera est constituida por lo filosfico.

KAMBI ANIYATHI PDF

ALABANZA A LA DISCIPLINA RICHARD FOSTER PDF

.

ADIOS CORDERA PDF

Alabanza a la Disciplina

.

KISS AND KIN BY KINSEY W.HOLLEY PDF

Foster Richard - Alabanza a La Disciplina

.

ALEX KRULIKOWSKI GD&T PDF

Richard Foster - Alabanza a La Disciplina

.

Related Articles