JESUS APROXIMACION HISTORICA JOSE ANTONIO PAGOLA PDF

Pagola en una entrevista concedida al Diario Vasco que a l le interesa Jess porque es el hombre compasivo, que se acerca a los ltimos, que busca la dignidad de la mujer. Los rasgos ms importantes de su perfil retratan a un hombre compasivo, un defensor de los ltimos, que se interes sobre todo por la salud de la gente algunos dicen que fue un terapeuta religioso , y que frente a una visin legalista introduce la compasin como criterio de actuacin. Esta es la bsqueda que hace Pagola de Jess. A la verdad, que se trata de una obra ambiciosa, que conoce a la perfeccin el ambiente cultural, econmico y religioso de la poca de Jess. No se puede negar que el autor en este sentido posee una enrome erudicin.

Author:Tojalar Fauktilar
Country:Paraguay
Language:English (Spanish)
Genre:Environment
Published (Last):12 April 2014
Pages:488
PDF File Size:20.86 Mb
ePub File Size:6.95 Mb
ISBN:304-5-58398-727-7
Downloads:41360
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Malakora



Pagola en una entrevista concedida al Diario Vasco que a l le interesa Jess porque es el hombre compasivo, que se acerca a los ltimos, que busca la dignidad de la mujer. Los rasgos ms importantes de su perfil retratan a un hombre compasivo, un defensor de los ltimos, que se interes sobre todo por la salud de la gente algunos dicen que fue un terapeuta religioso , y que frente a una visin legalista introduce la compasin como criterio de actuacin.

Esta es la bsqueda que hace Pagola de Jess. A la verdad, que se trata de una obra ambiciosa, que conoce a la perfeccin el ambiente cultural, econmico y religioso de la poca de Jess. No se puede negar que el autor en este sentido posee una enrome erudicin. Su lenguaje es directo y sugerente. Su mtodo le lleva a rehacer la experiencia de aquel mundo en el que viva Jess y a comunicarnos la experiencia misma que Jess vivi. Jess era un profeta itinerante que atrae por la fuerza de su persona y la originalidad de su mensaje.

Y as trata de recuperar a Jess en su atractivo personal. Dice en la misma entrevista mencionada que una predicacin que subraye lo doctrinal de una manera fra y encierre a Jess en una doctrina muy sublime pero muy abstracta, impide llegar hasta el Jess concreto.

Jess puede ser muy divinizado, pero entonces se nos queda muy lejos. Y esta bsqueda del Jess real, el nico que a l le interesa, le llevar a confesar que en ningn momento manifiesta Jess pretensin alguna de ser Dios: ni Jess ni sus seguidores en vida de l utilizaron el ttulo de "Hijo de Dios" para confesar su condicin divina As pues, seguiremos la bsqueda de Pagola preguntndonos qu piensa de Jess: es un profeta itinerante que nos habla de Dios como Padre o el Hijo de Dios en persona? Y lo haremos entrando en los temas decisivos de su teologa y dialogando con l.

Todo el pueblo ha de convertirse a Dios. El Bautista, dada la imagen de Dios como juez que posee, intenta convertir a su pueblo del pecado y de la rebelda contra Dios, llamndole al volver a la Alianza. Y en ese ambiente espera un personaje que ha de venir y que bautizar con fuego Mc 1, 7. Jess acudi all y se hizo bautizar por el Bautista.

Pero fue en ese momento cuando experiment un giro total en su vida, all fue donde tuvo la experiencia de Dios que marcara su predicacin. Experiment la irrupcin definitiva de Dios en la historia; no es el Dios del juicio, sino el Dios de la salvacin. Dios viene como Padre a dar una vida digna a todos los hombres. Ese es el Reino de Dios que ha llegado. El texto de Marcos habla de esa experiencia extraa que tuvo Jess: los cielos se abrieron y vio que el Espritu de Dios descenda sobre l como una paloma y escuch una voz que deca desde el cielo: t eres mi Hijo amado Mc 1, Dice Pagola que indudablemente en este texto encontramos elementos literarios en la narracin de esta escena Efectivamente leyendo el texto encontramos ciertos elementos literarios.

El abrirse de los cielos parece inspirarse en Is 64, 1: se pide al Dios del cielo que se rasguen los cielos y baje. La paloma por su parte nos recuerda al Espritu que aleteaba sobre las aguas de la primera creacin Gn 1, 2 apareciendo aqu en el preludio de la nueva creacin.

Estos elementos indudablemente pueden ser literarios. Pero Pagola lo reduce todo a una "experiencia", olvidando que aqu tiene lugar una Teofana que proclama la identidad de Jess y su misin.

El ncleo histrico es la voz del Padre bat quol: el eco de la voz que, en la literatura rabnica, se consideraba como la frmula de manifestacin de la voluntad divina en tiempos en los que Dios ya no enviaba profetas. Quiz sea esta voz el elemento nuclearmente histrico de la Teofana si tenemos en cuenta, por analoga, que en otra Teofana la de la Transfiguracin hay testigos de la misma voz del Padre. Pedro recuerda que nosotros mismos escuchamos la voz venida del cielo, estando con l con Jess en el monte santo 2 Pe 1, 16 La condicin de Jess como siervo que carga con los pecados de los hombres es algo que tambin aparece en la Teofana: t eres mi Hijo amado, en ti me complazco Mt 1, 11 que es eco fiel de aquella frase sobre el siervo de Yahv: He aqu mi Siervo mi elegido, en quien me he complacido, en l he puesto mi Espritu.

Ahora desciende, por consiguiente, sobre Cristo el Espritu que va a enviarlo a su misin de redencin. La escena de Cristo solidario con los pecadores que van a bautizarse evoca la imagen del Siervo de Yahv, que, inocente, ha cargado en sus espaldas nuestros crmenes y que por su sufrimiento obtendr el perdn para los muchos todos Is 53, Esta interpretacin la desarrolla todava ms Juan al presentar a Cristo como el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo Jn 1, Es una escena que en su conjunto presenta la identidad de Jess como Hijo y su misin de redencin.

Las palabras de la Teofana presentan a Jess como el verdadero Siervo enviado por Dios. Comienza aqu el misterio proftico de Jess en la lnea del Siervo de Yahv pero Dios no llama a ningn profeta Hijo querido.

En toda misin puramente proftica aparece Dios enviando: Yo te envo, pero no proclamando la identidad del enviado en estos trminos: T eres mi Hijo amado.

Aqu se habla del Hijo y del Hijo amado, lo cual tiene un sentido trascendente como Hijo nico, si tenemos en cuenta que el mismo Marcos habla del Hijo amado que el Padre enva a su via Mc 12, 6 , Hijo nico ya que es el nico heredero. Por otro lado, el trmino de amado agpetos en la traduccin de los LXX aparece siete veces con el sentido de Hijo nico Gn 22, 2.

La escena proclama por tanto la identidad de Jess y manifiesta su consagracin por el Espritu y su misin redentora en la lnea del Siervo. Comienza as el ministerio proftico de Jess.

Sin embargo, en esta primera escena que comenta Pagola todo queda reducido a una "experiencia". Se trata de su mtodo que ir reduciendo siempre todo lo trascendente a una pura experiencia interior desde una interpretacin de la Escritura que no deja de ser sesgada y tendenciosa.

Lo haca en el campo y en las sinagogas. El Reino de Dios ha llegado, convertos Mc 1, En el mundo judo se esperaba un Reino que tendra como fin el sometimiento de todos los pueblos a la voluntad de Yahv el reinado de Dios , y al mismo tiempo el triunfo de Israel.

Pero aqu el Reino no aparece de forma espectacular. Jess tiene conciencia de que ha llegado el acontecimiento preparado por Dios en la historia de Israel: el tiempo se ha cumplido. Lo dijo en su pueblo comentando a Is 61, ; un texto que hablaba de la llegada del Reino.

Y anot: esta Escritura que acabis de or se ha cumplido hoy Lc 4, Pero Jess tiene conciencia de que con l ha llegado el Reino. El Reino de Dios se identifica personalmente con el mismo Jess. Hay una equivalencia constante entre entregarlo todo por Cristo o por causa del Reino, entre seguir a Cristo o aceptar el Reino Lc 18, 29; Mt 19, 29; Mc 10, Con su llegada, predicacin y milagros ha llegado definitivamente el Reino: decid a Juan: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son curados, los muertos resucitan, los pobres son evangelizados Lc 7, ; Mt 11, 5.

Hay una idea en Orgenes que expresa esto con exactitud: Cristo es la autobasileia es decir, l mismo es el Reino en persona. Quien le acoge a l, quien se convierte a l, ha recibido el Reino. Cristo en persona es la salvacin.

El Reino se manifiesta en su predicacin y en sus milagros. E implica una nueva nocin de Dios: Dios es Padre. Y esto entra en contraposicin con la idea que tienen los fariseos que pensaban que la justicia salvacin-santidad la lograban ellos con el cumplimiento exacto de la ley y excluan de la salvacin a los que no la cumplan como ellos, a los pecadores, recaudadores de impuestos y prostitutas. Viene Cristo y en la parbola del hijo prdigo nos habla del Padre que goza perdonando y que escandaliza al hermano mayor que representa al fariseo.

Dios ama a las personas independientemente de sus mritos, porque es un Dios que goza perdonando: hay ms alegra en el cielo por un pecador arrepentido que por noventa y nueve que no necesitan de arrepentimiento Lc 15, 7. Ahora bien, el castigo del infierno es para aquellos que desprecian el amor del Padre renunciando a la conversin y a la gracia que se les da Mt 11, porque los que se obstinan en no creer, los que se burlan de ese amor misericordioso de Dios, morirn en su pecado Jn 8, Se condenan aquellos que se cierran obstinadamente a la invitacin misericordiosa de Dios Jn 3, ; 5, 24 y no quieren cambiar de vida.

Pero ha quedado rota la lgica del fariseo. El Padre ama independientemente de los mritos que uno tenga. Tambin se salvan los recaudadores de impuestos decan los fariseos que ni Dios mismo los podra salvar. Dios goza perdonando. En la parbola del fariseo y del publicano, el publicano no poda presentar mritos como el fariseo, pero pide perdn Lc 18, y por ello sali justificado del templo.

Creo que habra que decir en consecuencia que el primer mandamiento es dejarse amar por Dios. Al Reino se entra por tanto por la conversin y la fe. Y el Reino tiene dos dimensiones como la gracia : por un lado nos hace hijos en Cristo y, por otro, nos libera del pecado, del sufrimiento y de la muerte. Y lgicamente, el Reino no puede limitarse a la dimensin interior de la gracia, sino que por su lgica interna ha de suprimir la injusticia y ha de preocuparse por la salud social de los hombres.

Pues bien, para Pagola, el Reino se reduce exclusivamente a ltima dimensin. Pagola se rebela contra los que hacen del Reino de Dios algo privado y espiritual que se produce en lo ntimo de la persona cuando se abre al amor de Dios No, el Reino es una fuerza liberadora que trata de curar el sufrimiento, la enfermedad y la pobreza. El enemigo a combatir es el mal que reina en el mundo. Jess proclama la salvacin de Dios curando. Dios es amigo de la vida y quiere generar una sociedad ms saludable: curar, liberar del mal, sacar del abatimiento, sanar la religin.

Eso es el Reino Dios viene para suprimir la miseria, para que los hombres recuperen su dignidad. Dios no tolera el sufrimiento de los pobres.

Y las cosas tienen que cambiar. Como vemos, Pagola reduce el Reino a su dimensin social que la tiene pero olvida que cuando San Pablo dice que, aunque entregue todos mis bienes a los dems, si no tengo caridad de nada me sirve 1 Cor 13, 3.

Si uno se preocupa por curar el mal de la sociedad y vive en pecado no pertenece al Reino. Olvida Pagola que el Reino se identifica con la persona de Cristo, porque de admitirlo sera confesar la divinidad de Cristo. Y olvida tambin que el Reino nace en nosotros por la conversin a la persona de Cristo.

Rom 8, Cristo ha dado su vida para que recibamos la filiacin adoptiva Gal 4, 5. Pero cmo Cristo puede divinizarnos si no es Dios?

Pagola olvida en consecuencia la dimensin sobrenatural del Reino. Hablando del Reino, nunca habla de la gracia. Que el Reino tiene que cambiar la sociedad es algo de lo que nadie puede dudar, pero que el Reino se pueda reducir a eso es algo que nadie puede aceptar. Sera traicionar la esencia del cristianismo. Para hacer una revolucin que busque la dignidad del hombre no es preciso ser cristiano, basta con los principios de la Ilustracin. Pero al meditar sobre la parbola del hijo prdigo y ss.

ADIOS CORDERA PDF

Jesús, aproximación histórica

May 28, Lee Harmon rated it it was amazing. The portrait that emerges is of a Jesus who is all about his relationship with his Father, and their desire to bring truly good news to a repressed people. David Gozzard rated it it was amazing Nov 24, To see what your friends thought of this book, please sign up. It took me forever to read this book, but it was worth the trip. Pagola argues that this is required because Jesus Christ was incarnate in jjesus history and he is a person of history. But still a very human Jesus, with real problems.

GALAXIAS MACULATUS PDF

GRUPOS DE JESUS

.

KRAJOZNAWSTWO TEORIA I METODYKA PDF

Reseña libro Jesús aproximación historica

.

Related Articles